Otras entradas

Uso de cosméticos durante el verano

En verano, con la llegada del calor es necesario renovar el neceser de cosméticos con nuevos imprescindibles adecuados para esta época del

LABORATORIOS VÁLQUER: INDUSTRIA 4.0

FABRICA DE COSMÉTICOS HACIA LA INDUSTRIA 4.0 Se considera que, la industria 4.0 es la cuarta revolución industrial. Esta vez, serán los

Cuida tu piel con cosméticos de calidad. Rutina para el cuidado facial.

¿Cuidas tu piel con los cosméticos adecuados? “Sin limpieza, no hay belleza”

Sabemos lo importante que es cuidar y mimar con todo detalle pero… ¿Conoces la rutina que debes seguir para el cuidado facial con el uso de cosméticos libres de tóxicos? A continuación, te resumimos los pasos a seguir: limpiar, tratar e hidratar. Siguiendo este orden, y con los cosméticos faciales adecuados, conseguirás mantener la salud de tu piel.

Implantar la limpieza facial a nuestra rutina de cuidados cotidianos nos ayudará a proteger y recuperar el equilibrio de nuestra piel. Devolviendo, a su vez, la luminosidad natural a las pieles cansadas, estresadas o apagadas. Para ello, debemos ser constantes en esta rutina y aplicar los productos adecuados a cada piel con la frecuencia recomendada.

El primer paso, es limpiar la piel. Este pequeño y sencillo gesto cotidiano resulta esencial para poder liberar la piel de impurezas. Ya que a diario nos exponemos a múltiples agentes externos, como el maquillaje, partículas, contaminación o los gases contaminantes que pueden acumularse en nuestro rostro.

En el caso de que sea necesario, lo siguiente es tratar la piel con algún tipo de serum según la necesidad de cada piel: despigmentante, reparador, etc.

Y por último, una crema hidratante también adaptada a cada tipo de piel. Se debe tener en cuenta que durante el día es primordial utilizar cremas con protección solar, mientras que por la noche estas se deben evitar.

Siempre debemos aplicarnos los cosméticos en función de su textura. De esta manera, los más fluidos irán en primer lugar, y después los más densos.

De este modo, empezamos por desmaquillante de ojos, leche limpiadora, tónico, contorno de ojos, serum y por último una crema hidratante o nutritiva.

Si lo hacemos al contrario, los productos más densos taponan el paso del resto de productos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario