Lait Hydratant Bronzant Visage et Corps Carotte SPF 30 - 500 ml

    SKU: 31330

      Lait Hydratant Bronzant Visage et Corps Carotte SPF 30 - 500 ml

      SKU: 31330
      Prix de vente 23,80 €Prix normal 28,00 €
      Prix normal 23,80 €

      5.60€ / 100 ml

      Lait Hydratant Bronzant Visage et Corps Carotte SPF 30 - 500 ml
      Prix de vente 23,80 €Prix normal 28,00 €
      Prix normal 23,80 €

      Lait bronzant hydratant SPF 30 , ses excellentes propriétés hydrater la peau, à la fois dans la zone du visage et du corps, tandis que le bronze fournissant un ton lumineux et la protéger toujours contre le rayonnement ultraviolet solaire.

      RICHE EN INGRÉDIENTS NATURELS

      • Le lait hydratant Valquer est un cosmétique vegan, à base d'huile de carotte qui, grâce à sa teneur en carotène et en vitamines E et A, lui confère de multiples propriétés. Vous devez mettre en valeur votre activité antioxydante, régénératrice et antivieillissement; En plus d'accélérer le bronzage, il est émollient et rend la peau très douce.
      • Dans sa formulation a été inclus le l'huile d'amande , qui tant pour ses acides gras Oméga 3 et Oméga 6, que pour ses propriétés vitaminiques et antioxydantes, C'est un hydratant parfait pour la peau et bénéfique pour les rides.
      • Enfin, ajouté Vitamine E , aux qualités hautement protectrices, puisque sa fonction biologique est celle d'un antioxydant .

      Il faut protéger sa peau en tout temps et surtout avec de bonnes températures !

      Leer más...

      Modo de empleo +

      1. Avant l'exposition au soleil, étalez sur la peau en massant doucement jusqu'à absorption complète.
      2. Répétez fréquemment l'application du produit pour une meilleure protection de la peau.

      Il peut être utilisé 365 jours par an, et en plus, nous le recommandons !

      Ingredientes +

      aqua, methoxycinnamate d'ethylhexyle, alcool cetearyl, glycerine, camphre de 4-methylbenzylidene, octocrylene, benzophenone-3, palmitate d'isopropyle, phenoxyethanol, dioxyde de titane (nano), paraffinum liquidum, huile de prunus amyg dalus dulcis, cire d'abeille synthetique, bht, huile de graines d'helianthus annuus , chlorphenesin, parfum, ceteth-24, lauryl sulfate de sodium, polyacrylate de sodium, beurre de butyrospermum parkii, rosinate de glyceryle, acide citrique, alumine, silice, insaponifiables d'huile d'olea europaea, limonene, hexyl cinnamal, citrate de sodium, acetate de tocopher yl, benzoate de benzyle, salicylate de benzyle, linalool, bêta-carotène, extrait de racine de daucus carota sativa, huile de graines de daucus carota sativa, citronellol, farnesol, ci 17200, palmitate d'ascorbyle

      El sol es muy beneficioso para la salud porque nos ayuda a sintetizar la vitamina D que necesitamos para fortalecer nuestros huesos, mejora nuestro estado de humor y nos ayuda a recobrar vitalidad. Sin embargo, sin una correcta protección, sus efectos pueden ser muy peligrosos.

      Los efectos negativos de la exposición solar provienen principalmente de los rayos ultravioleta (UV): UVA y UVB y de los infrarrojos (IR). La piel dispone de mecanismos naturales para protegernos de ellos, como la formación de melanina, la sustancia responsable del tono bronceado que adquirimos cuando tomamos el sol, pero aun así, no es suficiente.
      A corto plazo y a nivel superficial estas radiaciones pueden provocar quemaduras. Y a largo plazo pueden alcanzar la capa más profunda de la piel y causar daños graves, como el fotoenvejecimiento y la alteración de las defensas de la piel llegando a provocar distintos tipos de cáncer.

      Cuando hablamos del SPF de un protector solar nos referimos al tiempo de protección ante los rayos ultravioletas. Es decir, el número que acompaña estas siglas nos dice por cuánto tiempo se multiplica nuestra resistencia natural al sol. Por ejemplo, si nos quemamos habitualmente a los 20 minutos de estar expuestos a los rayos solares, con un SPF 15 multiplicaremos este tiempo por 15. Del mismo modo un SPF 20 multiplicaremos este tiempo por 20, y así con todos los factores.

      Hay que aplicarlo 30 minutos antes de la exposición solar y siempre en cantidad generosa. El sudor, bañarnos en el mar o la piscina, el contacto con la toalla y la arena o hacer deporte hacen que vayamos perdiendo producto, por lo que es importante reaplicar el fotoprotector para mantener la protección solar en condiciones óptimas.

      Las leches de zanahoria además de contener protector solar también son bronceadoras y contienen aceite de zanahoria protegen frente a las radiaciones UVB. Mientras que las aguas solares protegen frente a UVA y UVB.
      Además, las aguas solares son emulsiones más fluidas que las leches de zanahoria y se diferencian en su perfume.

      Customer Reviews

      Based on 2 reviews
      100%
      (2)
      0%
      (0)
      0%
      (0)
      0%
      (0)
      0%
      (0)
      M
      Miriam
      Nuevo descubrimiento

      Por casualidad me decidi a probarla tras verla anunciada en una red social y le di una oportunidad. Sin duda seguiré con estos productos y esta marca. Huele de muerte. Me ha encantado. Y cunde mucho

      M
      Margarita
      Bronceador especial

      Desde hace años uso esta leche hidratante bronceadora, protege la piel y además gracias a sus propiedades la deja totalmente hidratada. Deja una sensación muy agradable, la textura es maravillosa y además el envase contiene mucho producto, dura mucho tiempo. Se consigue un bronceado precioso gracias al caroteno que lleva en su fórmula. Sin duda, es mi bronceador favorito.

      TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE...